Saltar al contenido

Faltas de ortografía más comunes en blogueros

Faltas de ortografía. Esas grandes enemigas de los niños cuando comienzan a escribir, pero también de los adultos que terminan dedicándose al mundo del blogging. No quiero hacer un artículo para criticar a los grandes blogueros del momento ni tampoco quiero que nadie se moleste. Simplemente, me gustaría recopilar una serie de errores ortográficos frecuentes que a lo largo de las semanas me voy encontrando por los distintos sitios web que visito.

Cómo escribir sin faltas de ortografía

La ortografía es importante a la hora de escribir bien pero quizá no lo es tanto como el contenido en sí, o lo que se quiere contar. Por eso no hace falta ser un experto de la RAE para iniciar un blog y triunfar. Con un mínimo de redacción coherente y unos conocimientos técnicos avanzados en tu campo puedes tener éxito como bloguero. Está demostrado.

Sin embargo, si quieres mantener una cierta reputación y cuidar tu marca personal no puedes acudir a dar una charla con una presentación repleta de faltas de ortografía (también lo he visto, créeme). Lo mismo sucede con un blog personal o corporativo: textos con faltas de ortografía no resultan profesionales. Sencillamente, no da buena imagen.

¿Quieres poner fin a tus faltas de ortografía más comunes? Te cuento las que yo veo más a menudo para que no vuelvas a escribirlas mal de nuevo.

Faltas de ortografía comunes en bloggers

Bueno, ¿preparados para conocer mi lista de los 10 errores ortográficos más frecuentes? Pues allá voy:

Sobretodo.

Se utiliza este «sobretodo» (prenda de vestir similar a un abrigo) cuando realmente se quiere escribir «sobre todo» para expresar «principalmente» o «especialmente». No es raro verlo mal escrito en medios de comunicación populares.

Sólo.

Escribir «solo» con tilde era apropiado hace unos años cuando estaba en forma de adverbio y se refería a «solamente». Realmente se tildaba para evitar confusiones de este tipo:

                                    Da clases solo los sábados (=Da clases solamente los sábados)

                                    Da clases solo los sábados (=Da clases solo los sábados, sin compañía)

Ya no se pone tilde en la palabra «solo» ni en los demostrativos «este, ese, aquel»Según afirma la RAE, el propio contexto evita las confusiones por las que anteriormente se consideraba necesaria la tilde. No es una falta de ortografía tildar estas palabras pero se recomienda no hacerlo.

Éste, ése, aquél.

Otro de los errores que se ve en un gran número de blogs y que proviene de toda esa generación que aprendió a acentuar los demostrativos. Probablemente lo siguen acentuando por costumbre o porque no han llegado a enterarse de la nueva «normativa» ortográfica de la RAE. A partir de ahora, ya sabes, escribe «este, ese, aquel» sin tildarlos (al igual que sus plurales y sus femeninos).

Ésto, éso, aquéllo.

Aquí no hay excusas chicos: nunca se han tildado ni se deben tildar.

.

La analogía con «mí», que sí lleva tilde cuando actúa como pronombre y no como posesivo, ha confundido a muchos. Es una tilde incorrecta así que comienza a escribir «ti» sin tilde para adecuarte a lo que dicen los jefazos de la RAE.

faltas de ortografía tildes monosílabos

Interrogativos indirectos sin tilde.

Este es uno de los errores ortográficos más frecuentes que me encuentro cada día. Qué, cuánto, quién, cuándo, cómo, dónde, por qué… Todos llevan tilde cuando forman parte de una interrogación indirecta. Por ejemplo:

          – No sé cuándo debo llamar al servicio                                         técnico.

          – Él no me explicó cómo se enciende y                                           ahora no sé encenderlo.

 

Monosílabos con tilde.

Otro de los errores más frecuentes. Los monosílabos no llevan tilde pero es muy común colocar tilde en «fué», «dió», «vió», «fé», «pié», «dí», «ví», etc. ¡Olvida esas tildes! Pero no olvides que existen 8 monosílabos que sí llevan tilde:

  • «Él» cuando actúa como pronombre personal en lugar de artículo. «Él va a ganar el juego» frente a «el gato se subió a la mesa»
  • «Dé», del verbo dar. Se coloca tilde para diferenciarlo de la preposición «de». «Que nadie le dé regalos. Está castigado» frente a «hacemos de tripas corazón»
  • «Té» cuando actúa como sustantivo (infusión). Así lo diferenciamos del pronombre. «¿Quieres un té para merendar?» frente a «¿te vas ya?»
  • «Sé» del verbo ser o del verbo saber. Se diferencia del pronombre «se». «Sé fuerte hijo» frente a «se acabó lo que se daba».
  • «Tú» como pronombre personal frente al pronombre posesivo. «¡Así que eras tú!» frente a «tu gato maulla por las noches»
  • «Sí» cuando es afirmación frente a conjunción. «Sí, quiero» frente a «te prestaría dinero si pudiera».
  • «Más» cuando actúa como adverbio de cantidad y no como el «mas» equivalente a «pero». «Gana más dinero que yo» frente a «Estudié, mas no aprobé».
  • «Mí» como pronombre personal tónico frente al «mi» que actúa como adjetivo posesivo. «Dámelo a mí» frente a «mi gato se perdió».

Porque, porqué, por que, por qué

¿»Por qué» no sabemos el «porqué» de no acentuar «por que»? «Porque» somos vagos por naturaleza, ortográficamente hablando. Distinguir entre todos ellos es fácil pero es muy frecuente verlos mal escritos. Allá va la explicación para que aprendas a escribirlos correctamente:

  • «Porque» es un nexo causal. «Voy porque me apetece»
  • «Porqué» es un sustantivo que solo se utiliza cuando puede reemplazarse por «motivo». «Ya sabemos el porqué de sus decisiones»
  • «Por qué» se utiliza para preguntas directas («¿Por qué no viniste?») o indirectas («No entiendo por qué le sigues hablando»)
  • «Por que» se utiliza cuando aparece un verbo, adjetivo o sustantivo que rige la preposición «por». Por ejemplo: «recé por que tu alma se salvara» (recé por tu alma) Un truco muy bueno para diferenciarlo de «porque» causal es que se pone separado casi siempre que el verbo de la oración esté en subjuntivo. En realidad se utiliza pocas veces pero más de uno utilizan «por que» cuando no deben.

Aun/Aún.

Las dudas aquí se disparan, ¿verdad?. Se tilda cuando se puede sustituir por «todavía» y no se tilda cuando se sustituye por «hasta, incluso». Ese es el mejor truco para no cometer errores ortográficos. «Aun terminando esta frase el post no se termina», «Aún no he terminado el post».

Exámen.

Otra de las faltas de ortografía que me encuentro en un buen número de sitios web. Quiero pensar que este error se debe a que su plural «exámenes» si se tilda y es lo que conduce al error. La palabra «examen» no lleva tilde.

En definitiva, es muy fácil tener un error o un descuido y cometer alguna falta de ortografía (espero no cometer ninguna en este artículo que repasaré 2456 veces antes de publicarlo). Todos cometemos faltas de ortografía y errores gramaticales y seré sincera admitiendo que yo también los cometo, claro que sí. Me pasa sobre todo con las palabras inglesas que llevan una «e» delante, como «e-commerce». ¿Por qué demonios no decimos «comercio electrónico» y no tenemos que estar pensando si poner guiones o no ponerlos, o si la «e» de delante va con mayúscula o con minúscula?

¿Te atreves a admitir qué faltas de ortografía te persiguen en tu día a día? Mientras te decides te dejo una infografía con una serie de trucos para no tener faltas de ortografía en tus textos:

cómo evitar faltas de ortografía

Y ahora te pido un favor, ¿me ayudas a difundir para que dejemos de ver todas estas faltas de ortografía comunes en los sitios web que leemos todos los días?