20 Cosas que tus suscriptores odian de tu newsletter

La newsletter…ese medio utilizado en estrategias de marketing online que me trae de cabeza. Mis amigos y contactos online lo saben: odio recibir SPAM en mi correo. Te puedes imaginar lo desalineados que están mis chacras en días como el Black Friday o los días previos al periodo navideño en los que me invaden con correos de listas en las que yo no me he inscrito en mi vida. Eso precisamente es el SPAM.

Pues resulta que la newsletter se ha convertido en un instrumento indispensable para cualquier marca, negocio o blogger pero, probablemente estés de acuerdo conmigo: también se ha convertido en un instrumento invasivo en un gran número de casos. Por eso, hoy quiero contarte cuáles son las 20 cosas que tus suscriptores odian de tu newsletter (y yo las odio más todavía). Pero antes de poner el #ModoHaterON vamos por partes.

Qué es una newsletter

Una newsletter o boletín informativo es una publicación periódica dirigida a los miembros de una organización, negocio, marca o sitio web en particular. Tiene como objetivo informar a los suscriptores de una lista de correo determinada acerca de nuevos artículos de la marca, novedades, concursos, sorteos, etc. Su carácter puede ser comercial o meramente informativo.

Una característica importante que no todos tienen en cuenta a la hora de enviar una newsletter es que los suscriptores son personas reales que han debido suscribirse previamente a su lista dando su consentimiento. De hecho, la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos Personales) y la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico) regulan el email marketing mediante la imposición de multas muy cuantiosas para todo aquel que decida no respetar las directrices.

De esta definición se extrae una conclusión directa: una newsletter no es SPAM porque los suscriptores que la reciben han dado su consentimiento previamente para recibirla. O así es como debería ser.

Cómo crear una newsletter gratis

Crear una newsletter sin coste se ha vuelto realmente fácil gracias al amplio abanico de programas que permiten enviar newsletter gratis; Mailchimp, Mailrelay, Acumbamail, SumoMe y muchos más. Gracias a ellos podrás seleccionar una plantilla newsletter o realizar un diseño propio, programarlo y enviarlo a tus suscriptores de forma fácil y automática.

plantillas originales newsletter

Plantilla newsletter original

En otro artículo te contaré cómo crear una newsletter en Mailchimp y configurar los widgets en tu WordPress.

Ventajas de utilizar una newsletter

Crear una newsletter tiene una serie de ventajas:

  • Los suscriptores que la reciben han dado consentimiento previo. Eso quiere decir que les interesa lo que publicas en tu sitio web y les gustará recibirlo en su correo.
  • Existen herramientas para enviar newsletters gratis así que el coste de emplear esta técnica puede ser de 0 euros, al menos en un principio.
  • Es un medio eficaz para generar engagement.
  • También es un medio ideal para vender si realmente sabes cómo hacerlo.
  • Es una fuente de tráfico hacia tu sitio web innegable.
  • Las conversiones son mayores con tus suscriptores que con tus fans de redes sociales. En el email marketing no hay postureo y la persona que se inscribe en tu lista de correo es porque le interesa las cosas que cuentas en tu sitio y cómo las cuentas o los productos que vendes y cómo los vendes.
  • Sirven para promociones específicas. Anunciar un sorteo, un nuevo eBook
  • Pueden verse desde cualquier dispositivo. Algo fundamental para lo que viene en 2016.

Berto López también habló en su blog sobre la importancia de utilizar una newsletter como estrategia de marketing online. Si te interesa puedes leer su post aquí.

En definitiva, las ventajas de una newsletter, y del email marketing en general, son muchas y muy variadas. Para que funcione como estrategia de marketing es necesario que se haga bien y no se cometan errores de principiante como los que enumero a continuación.

Cómo NO debe ser tu newsletter

Los 20 errores más comunes vistos en una newsletter

1. No la has personalizado

No seas cutre. Una newsletter sin personalizar no va a ninguna parte. ¿En serio vas a dejar el mensaje estándar de todas las herramientas y en idioma inglés? Al menos haz la traducción.

No está de más:

  • Incluir los colores que se corresponden con la imagen de marca de tu negocio o de tu sitio web.
  • Incluir un texto redactado con tu propio estilo.
  • Traducir los elementos que están en otro idioma al idioma de tus suscriptores.
  • Incluir tu logo o una imagen atrayente.
  • Cambiar el “usted” por el “tú”.

2. No has modificado el diseño

Es fundamental que adaptes el diseño de tu newsletter para que se identifique contigo y con tu sitio web. Ya hay muchas newsletter circulando así que aprende a diferenciarte: introduce colores, tu logo o una imagen y dale vida a tu email marketing.

newsletter creativa

3. No incluyes la opción para borrarse de la lista

Esto me cabrea realmente. Si el contenido de tu newsletter no me aporta nada, si me mandas 20 veces la misma newsletter o si estás dando la brasa todos los días tenlo claro: tu suscriptor quiere borrarse y está en su derecho de hacerlo. Es más, si quieres respetar la LOPD debes incluir la opción para que pueda darme de baja.

unsuscribe

4. Te estás pasando con la frecuencia de envío

¿En serio es necesario enviar una newsletter diaria? Si publicas en tu blog todos los días puedes enviarme una newsletter semanal en la que recopiles tus nuevos artículos y las novedades que me tengas que contar. Es más, puedes incluso enviarme 2 newsletters semanales. Más es pasarse, de verdad.

newsletter diaria

Enviar newsletters diarias solo cansará a tus suscriptores. No seas plasta. #emailmarketing. Clic para tuitear

Lo único que conseguirás es cansar a tus suscriptores y que se terminen borrando por plasta. Ten en cuenta que la mayoría de gente interesada en tu blog también será suscriptora de otros blogs. Imagina que todos envían una newsletter diaria. ¡Locura!

5. No cuentas nada interesante

newsletter aburridas

Si no tienes novedades, mejor no des la brasa. Como suscriptora quiero que me cuentes algo nuevo y que no me repitas 15 veces que tienes un nuevo eBook para descargar. Ya me he enterado la primera vez, gracias.

6. Econtenidos newsletternvías el mismo contenido en distintas newsletters

Esto ya lo he mencionado antes. Con que lo mandes una vez es suficiente. Si colocas un título atractivo probablemente lo leeré a la primera.

7. No es creativa

Son muchas las newsletters que se reciben a lo largo del día. Si quieres destacar sobre el resto lo mejor es que seas creativo y ofrezcas contenido interesante.

8. No genera engagement

Si tu título no invita a abrir el correo, el contenido del interior no es creativo y no estás ofreciendo algo novedoso tenlo claro: tus suscriptores no van a llegar hasta tu sitio web y no va a producirse el engagement que estás buscando.

Personaliza tu newsletter, sé creativo y ofrece cosas que interesen a tu target #emailmarketing. Clic para tuitear

9. La envías desde un correo anónimo

Es fundamental que el suscriptor vea un correo personal al que poder dirigirse en el caso de que exista cualquier duda o problema en relación a tu newsletter.

10. No aparece tu dirección

En la propia plataforma para enviar newsletters te lo harán saber: es obligatorio incluir tu dirección en la newsletter.

11. Tiene faltas de ortografía

A mí personalmente esto me genera frustración. Es más, puedo llegar a borrar tu correo y no acceder al post que me estás enviando solo por el hecho de que el texto esté mal redactado o contenga faltas de ortografía. Cuida tu newsletter y tu imagen en este sentido.

12. No se ven las imágenes

Error muy común de principiante. Lo de enviarte un correo a ti mismo para probar cómo se ve tu newsletter en gmail no lo has pensado, ¿verdad? Pues suele funcionar para detectar errores de este tipo.

13. La información está descolocada

Lo mismo que en el caso anterior.

14. El título no invita a abrir el correo

Un título es fundamental a la hora de escribir un post y conseguir atraer audiencia hasta tu sitio. Lo mismo ocurre cuando haces email marketing. Redacta títulos atrayentes que vayan en consonancia con el contenido: no hagas promesas en tus títulos que no vayas a cumplir en los contenidos.

15. El texto no es interesante

Un buen copywriting resulta esencial en cualquier ámbito online y en el email marketing es igual de importante. No subestimes la importancia de unas palabras persuasivas y adecuadas que atraigan a tu target hacia donde quieras llevarlos.

contenido newsletter aburrido

16. Estás mandando SPAM

Si estás enviando tu newsletter a correos electrónicos que no se corresponden con personas que han dado su consentimiento previo para recibirla es oficial: estás haciendo spamming del bueno.

Si has extraído una lista de correos de algún sitio web, foro o herramienta puedes estar seguro de que si una de esas personas te denuncia por infringir la LOPD estarás palmando.

17. No incluyes colores corporativos

Esto es fundamental. ¿A que todos conocen a Chuiso o a 40defiebre por el color amarillo de su sitio web y de sus newsletters? Pues a eso precisamente me refiero.

18. No usas un lenguaje cercano

El lenguaje que empleas en tu email marketing debe ser cercano pero esto dependerá en gran medida de la temática en la que esté centrada tu sitio web. Si se trata de un blog personal no te andes con tonterías y tecnicismos. Haz que te entiendan.

19. Utilizas mayúsculas para llamar la atención

No, por favor. No utilices mayúsculas en tu sitio web o en tu email marketing. No está bien visto y resulta incluso complicado de leer. ¡No lo hagas!

20. Envías tu newsletter en horarios que no deberías

¿En serio vas a enviarme un boletín informativo a las 4 de la mañana? Me levantaré a las 7, tendré 24 correos sin leer, necesitaré 4 cafés para entender de qué me estás hablando y no prestaré la más mínima atención a lo que dices.

Testea y comprueba qué día de la semana y qué horario te da mejor resultado. Yo por el momento de puedo decir que los viernes a las 11 de la mañana mis suscriptores están muy activos. ¡Y no infravalores los fines de semana!

Bueno, pues hasta aquí los 20 errores más comunes que considero que deberías tener muy en cuenta a la hora de crear una newsletter. Como verás, los he redactado poniéndome en la piel de suscriptor más que en la piel del remitente. ¿Me harás un poco de caso? Si lo haces, conseguirás aumentar las visitas a tu sitio web desde tus correos.

newsletter de éxito

Y tú, ¿qué errores has visto en las newsletters que llegan a tu correo?, ¿eres tan cascarrabias como yo con este tema?

Economista cautivada por el Marketing Online. Presto servicios de Copywriting Web a diario y posiciono proyectos propios en mi tiempo libre. Me apasionan los animales y no puedo vivir sin aprender algo nuevo cada día.

3 thoughts on “20 Cosas que tus suscriptores odian de tu newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *