Carta de motivación para Máster: Claves de redacción para ser IRRECHAZABLE

La mayoría de la gente que tiene claro que se va a apuntar a un máster no tiene ni idea de por dónde empezar a escribir su carta motivacional. 

Muchos llegan hasta mí e incluso me pagan para que me encargue de redactarles su propia carta de motivación.

Pero creo que a ti, y a todos los que están por venir, os voy a ayudar mucho más escribiendo esta guía con consejos.

"Y esto, ¿qué tiene que ver con el marketing de contenidos o el copywriting, Nuria?”, te estarás preguntando.

Pues, para tu sorpresa… ¡todo! ¿Cuándo se te va a exigir ser más persuasivo/a que en una carta de motivación para un máster? ¿Cuándo va a ser más importante que lo hagas bien si tu futuro inmediato depende de ello?

Allá va mi macroguía de ayuda para hacerlo bien.

Qué es una carta de motivación para máster

La carta de motivación para cursar un máster es un documento que detalla las razones por las que debes ser admitido/a en los estudios que aspiras realizar. 

El comité que va a valorarla debe tener claro que tienes el perfil ideal, luego debes expresar con claridad los motivos que te llevan a realizar la preinscripción.

Ten en cuenta que la competencia es alta, especialmente si la universidad goza de prestigio y los estudios a los que aspiras son muy demandados. 

✔️ De la buena redacción de la carta de motivación dependerá que te acepten o te rechacen, más aún si se aplican estándares exigentes.


No se trata de una mera formalidad. No es rellenar tus datos personales en un formulario. Es hacer llegar la idea de que vas a aprovechar al máximo la oportunidad, de que tienes compromiso y de que esos estudios van a ayudarte a alcanzar tus objetivos de vida.

Carta de Motivación VS Declaración de Propósito VS Carta de Presentación VS Declaración Personal

carta motivacional vs carta presentación

Para ahondar en el concepto, lo contrapongo con otros similares. Los conceptos de carta de motivación y de presentación se suelen usar como sinónimos, y lo cierto es que la diferencia más reseñable es el contexto.

Y es que, habitualmente, la carta de presentación se entrega junto al currículum en una empresa que está buscando personal o podría necesitarlo en el futuro, mientras que la carta de motivación va dirigida a instituciones educativas.

La declaración personal, por su parte, es como una carta de presentación. Las diferencias pueden estar en la extensión y en el periodo vital en el que centras la redacción: la declaración personal recoge los planes futuros, y la carta de motivación repasa tu trayectoria como prueba de cuáles son tus metas futuras.

Espero que se entiendan bien las diferencias entre todas ellas.

Dicho esto, vamos a ver cómo hacer una carta de motivación de las que dejan huella en el receptor.

Consejos para hacer una carta de motivación

consejos para hacer una carta de motivación para máster

Bien.

Una vez aclarado qué es la carta de motivación para máster y cuál es su importancia, paso a la parte práctica con algunos consejos:

👉 Antes de ponerte a escribir…

Repito: de ella puede depender que te admitan o que te rechacen, pues habrá candidatos/as con una preparación similar a la tuya. Por lo tanto, no es algo que debas hacer en un rato, sino dedicarle el tiempo suficiente.

Y es que el proceso no solo debe incluir la redacción, sino la “research”. Revisa la web de la universidad y todos los detalles de la titulación, que suelen estar bastante claros. Sabrás qué buscan y cómo contar que tú eres lo que están buscando.

👉 Hazla personal y original

Ser personal y original es todo lo contrario a buscar una carta tipo y cambiar solo algunos datos. Las plantillas y ejemplos están bien para inspirarte, pero no para copiar su estructura y frases hechas tal cual.

Recuerda que debes hablar sobre las cualidades, habilidades y cualificaciones que te hagan apto/a para el acceso a ese plan de estudios.

👉 Dale aire profesional y consistente

No estás escribiendo un email ni un post en redes sociales, así que cuida hasta el más mínimo detalle. A mí también me parece mentira que tenga que escribir esto, pero sí, siento la necesidad de hacerlo.

Piensa una buena estructura, una fuente sobria y formal y cuida la longitud, que no debe ser de más de un folio.

Hazla formal, que conquiste desde el primer vistazo, pero que convenza al leerla por su claridad, lo bien que está hilada, la gramática y el estilo.

Lo dicho, no es cuestión de un rato.

👉 Asegúrate de que sea específica

La carta tiene que ser precisa, así que te servirá hacer la investigación previa de rigor. Tienes que contar por qué quieres hacer ese máster y por qué quieres estudiarlo en esa universidad.

No se trata de decir por qué te interesa el marketing ni repasar la trayectoria vital que avale tal interés. Es trasladar tu inclinación natural al marketing, la consultoría y la comunicación política y por qué la Universidad de Santiago de Compostela es una institución acorde a tus objetivos y filosofía. Es solo un ejemplo.

👉 Escribe una historia

storytelling para cartas de motivación máster

Nos apasionan las historias, por eso la rama del storytelling están teniendo tanto éxito en publicidad.

Pero al ser humano no le gusta cualquier historia, sino la que está bien contada.

Un consejo para hacerlo bien es que trabajes la estructura inicio-desarrollo-conclusión centrándote en ti, en tus habilidades, experiencias y objetivos.

Y va siendo hora de ponerte un ejemplo que ilustre todo lo que digo.

Voy a imaginar que has estudiado Filología hispánica y que quieres ser admitido/a en el Máster de Profesorado en la UNIR, el antiguo CAP, que por cierto está entre los más demandados en la actualidad.

Para aplicar storytelling en tu carta motivacional, puedes hacerlo así:

“Estimados/as señores/as:

Agradezco la oportunidad de expresar mi motivación para cursar el Máster de profesorado en la UNIR. Estudié Filología hispánica en la Universidad de Extremadura, convencido de que un conocimiento avanzado de nuestra propia lengua y de la producción literaria en español debe ser prioritario en toda etapa educativa.

En la elección misma de la carrera fue mi vocación docente la que actuó como motor. Considero importante trasladar a las nuevas generaciones el respeto por una lengua que hablan millones de personas en el mundo, así como ayudar a una competencia lingüística y comunicativa que podrán aprovechar en cualquier faceta de la vida. Y, por supuesto, despertar su curiosidad por obras universales que sientan las bases de nuestra civilización.

Estoy convencido de ello, luego aportar a ese objetivo es mi firme propósito. Las matrículas de honor obtenidas durante la carrera son prueba de mi firme compromiso. Además, ha sido la vocación docente la que me ha llevado a dar clases particulares a niños/as y adolescentes a los que he intentado inculcar el amor a nuestras letras.

Considero que la Universidad de La Rioja y este máster pueden ayudarme en mi propósito por ser un referente en innovación educativa e investigación, por disponer de una amplia variedad de recursos, por permitir la flexibilización y por la satisfacción general que me consta genera entre su antiguo alumnado.

Con todo, considero que reúno el perfil adecuado para formar parte de un máster que deseo aprovechar al máximo, pues vertebrará el inicio de la carrera profesional que deseo emprender. Es por ello por lo que ruego consideren favorablemente mi solicitud”.

Formal, pero personal. 

Contundente por la gramática y por el modo de hilar.

¿No crees que traslada bien la historia de un filólogo al que le encanta su profesión y que se muere por divulgar sus principios?

👉 Hazla Interesante

Una carta llena de frases hechas, que no resulte personal y que no traslade deseo de convencer no solo resultará aburrida. El comité de expertos/as sabrá que has querido despachar el trámite en un rato y que te lo has tomado como eso mismo: un trámite.

Cuando lea la primera carta escrita así lo lamentará, pero cuando lleve cinco o seis por el estilo la tarea le parecerá soporífera.

👉 Recoge feedback antes de enviarla

Seguro que hay alguien entre tus familiares, amigos/as y compañeros/as de la universidad que ya han tenido que escribir una carta de presentación, y pueden darte opiniones sobre lo que has escrito.

Mejor aún: contacta con algún/a exalumno/a que fuera admitido en su momento para que te dé consejos. Si tienes suerte, encontrarás a una persona majísima dispuesta a compartir su texto contigo.

Cómo escribir una carta de motivación para un máster

cómo escribir una carta de motivación para máster

Sabes cómo tiene que ser la carta, ¿no? Repasamos: personal, original, profesional, específica, amena e interesante.

Así te costará menos redactarla, pero ahora te doy información más concreta para cuando te pongas a ello.

➡ Haz un índice

Piensa en lo que quieres trasladar y escribe los puntos principales que contendrán lo que vas a decir. Es momento de mantener el foco para centrarte solo en lo que sea relevante y acorde.

¿Ejemplo de índice? Tomo como referencia la carta del filólogo que te he puesto más arriba:

  • Presentación.
  • Motivación profesional y objetivos.
  • Hitos personales que demuestren compromiso.
  • Motivos para elegir ese centro.
  • Conclusión y despedida.

➡ Organiza la estructura

Ahora que tienes el índice, te será más fácil hacer la estructura. Debes considerar la extensión y la organización en párrafos, así como el tipo de letra que vas a usar y el tamaño.

En la carta que te puse como ejemplo dispuse cinco párrafos más la frase de saludo. La extensión no va mucho más allá de las 250 palabras, lo que sirve solo como ejemplo pero se queda corto. Lo ideal es que llegues a unas 600 palabras, pero a veces calidad es mejor que cantidad.

No te preocupes en exceso por el número, es más importante llevar un buen hilo que no dé saltos ni resulte caótico. Te servirá seguir el índice.

Introducción: ¿Cómo comenzar una carta de motivación?

Las primeras líneas son lo más difícil porque un mal principio no permitirá fijar un hilo interesante, y porque un texto que no atrape desde el inicio difícilmente acaparará la atención hasta el final.

En el ejemplo que te he puesto he empezado agradeciendo la oportunidad de trasladar tu motivación, lo que me parece una manera interesante y original.

¿Quieres otras fórmulas? Apunta:

“Les escribo para trasladarles mi motivación por cursar el máster [nombre] en la Universidad de [la que sea]”.

“Mi nombre es [tu nombre] y deseo trasladar de forma efectiva mi motivación por cursar estos estudios”.

“A través de esta carta quisiera manifestar mi total interés en obtener una plaza en el Máster [el que corresponda]”.

Cuerpo: el desarrollo

Con un buen inicio, las palabras fluirán más fácilmente. Organiza bien los párrafos con un objetivo central: trasladar por qué eres el/la candidato/a perfecto/a para cursar el máster.

Combina tu motivación con hitos de tu vida académica y profesional que demuestren tu compromiso, como puedes ver en el ejemplo de carta para el Máster de profesorado:

Motivación: convencimiento de la importancia de conocer la lengua para cualquier faceta de la vida.

Hitos: matrículas de honor y primeras experiencias docentes (clases particulares).

Conclusión

Clava un buen final que resuma lo expuesto, refuerce tus convicciones e invite al comité a tenerte en cuenta.

Te recuerdo el final de mi ejemplo:

Con todo, considero que reúno el perfil adecuado para formar parte de un máster que deseo aprovechar al máximo, pues vertebrará el inicio de la carrera profesional que deseo emprender. Es por ello por lo que ruego consideren favorablemente mi solicitud

➡ Formato

El formato contribuye a dar formalidad.

Está generalmente aceptado que el tamaño A4, con interlineado 1,5, márgenes de 2,5 y un tamaño de fuente de 12 puntos es lo ideal en el mundo académico y profesional.

En en el formato es en lo único en lo que recurrir a lo estándar. Para lo demás, opta por lo personal.

➡ Datos del remitente y el destinatario

Organiza estos datos formales como lo harías en una carta de presentación.

Quedaría así:

Tu nombre y apellidos

Tu teléfono

Tu email

Nombre de la persona o la institución

Facultad o universidad

Dirección

En el nombre de la persona o institución, si no se te indica ninguna otra cosa, puedes poner “Comité de Admisión del Máster”.

➡ Muestra que eres la persona adecuada

Para hacerlo, te doy unas claves: haz mención al máster, a tu titulación, a por qué quieres elegir este itinerario y a lo más relevante de tu trayectoria académica y profesional.

Respecto a esto último, céntrate en hitos que creas que se van a valorar: un voluntariado que tenga relación, una etapa en el extranjero, etc. Algo que demuestre que tienes tus ideas claras y estás determinado/a a conseguir tus objetivos.

➡ Explica por qué quieres cursar un máster

No un máster, sino ESE máster. Y en esa institución educativa. Halaga sin caer en el peloteo, pero trasladando tu interés y cómo pueden ellos servir a tus objetivos.

Te recuerdo el ejemplo:

Considero que la Universidad de La Rioja puede ayudarme en mi propósito por ser un referente en innovación educativa e investigación, por disponer de una amplia variedad de recursos, por permitir la flexibilización y por la satisfacción general que me consta que genera entre su antiguo alumnado”.

➡ Cómo terminar una carta motivacional: la despedida

Te he hablado de la conclusión, que precede a la despedida. Esta debe ser formal, así que opta por alguna construcción tipo:

Gracias de antemano por su tiempo".

"Un saludo cordial”.

Quedo a la espera de su respuesta".

"Saludos cordiales”.

Un saludo y muchas gracias por su atención”.

Termina con tu nombre y tus dos apellidos.

Si has conseguido digitalizar tu firma, puedes incluirla también (me refiero al garabato, no a la firma digital vía Autofirma que se exige oficialmente).

⭐ Mi plantilla para descargar ⭐

Mira, voy a decirlo claro: no te recomiendo usar plantillas genéricas para hacer una carta motivacional.

Es lo que hace la mayor parte de la gente que quiere acceder a un Máster y si lo que quieres es sobresalir, no es la mejor opción.

Además, entre tú y yo, son súper aburridas y no te representan, salvo si la coges como base y la personalizas a t gusto. Ya te digo, si sigues mis consejos anteriores, no necesitas descargar una plantilla de carta motivacional.

Aún así, si eres terco/a como mi labradora de 3 meses y pasas de mis recomendaciones, puedes descargar mi ejemplo desde aquí:


Y ahora sí, vamos a ir cerrando este tema.

¿Has llegado hasta aquí? ¡Genial!

Espero que no te haya quedado ninguna duda sobre cómo hacer una carta de motivación para un máster, y que hayas encontrado información útil y práctica. Aplica los principios de la escritura persuasiva y ¡mucha suerte!

P.D.: Si quieres comentar algo o compartir este artículo en redes sociales, puedes hacerlo más abajo 👇

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

*Quiero avisarte de que tus datos están seguros conmigo porque cumplo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y te dejo esta información que debes saber:

  • Responsable: Nuria Cámaras León. 
  • Finalidad: Responderte al correo que me vas a enviar. 
  • Legitimación: Consentimiento. 
  • Destinatarios: tus datos de contacto se almacenarán en mi proveedor de hosting, So You Start, perteneciente a OVH, que también cumple con el RGPD. 
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Solo escríbeme a contacto @ nuriacamaras.com.