A la mierda el Copywriting, ahora soy madre

Imagen de lamantaalacabeza.com

¡Hola copyadicto! Tranquilo, que no me he vuelto loca. No voy a cerrar el blog, no voy a dejar de mostrarte trucos copywriting, ni voy a dejar de prestar servicios copywriting a mis clientes. Sigo siendo Copywriter Web. Al menos por el momento.

Si me sigues habitualmente, te habrás percatado de que mi blog está un poco “obsoleto” desde hace unos meses. Y es que, como ya te avisé en una de mis últimas newsletters, estaba embarazada y ahora, por fin, he sido madre el pasado 25 de febrero.

Además de eso, en los últimos meses comencé a trabajar en el Departamento de Soporte de Unancor y la verdad es que estoy muy feliz de haber aceptado la oferta de trabajo de estos cracks, porque además de ser unos expertos en SEO y linkbuilding y aprender mogollón de ellos, son unos jefazos impresionantes y muy buena gente.

Y después de este párrafo pelotilla, te voy a contar el por qué de este título tan llamativo. Aviso que este es un post un poco personal porque me apetecía hacerlo y porque considero que un blog personal debe tener un post de este tipo cada cierto tiempo para que el lector conozca mejor a la persona que hay detrás de todas estas letras.

Quizás no aprendas copywriting de forma directa, pero puedes sacar tus propias conclusiones y aplicarlas en tu blog o página web si así lo deseas.

Vamos allá:

Un bombo, 0 tiempo

9 meses.

Eso es lo que dura ese infierno denominado embarazo que muchas mujeres definen como la etapa más bonita de su vida.

Y una mierda.

Yo pasé un embarazo relativamente sencillo. No tuve la tensión alta, no tuve problemas y mis analíticas eran perfectas. Mi ginecóloga hablaba de un “embarazo de libro” y casi se cumple hasta el final.

Casi.

El último mes fue una verdadera pesadilla. La tripa ya pesaba demasiado, me dolía la espalda, el pecho y no podía casi ni abrocharme las zapatillas. Era una gorda con todas las letras y una vida con 12 kilos de más no es para nada fácil ni agradable.

Pero dejando a un lado la tripa y las patadas y puñetazos que mi querido hijo Oliver me propinaba, no estaba del todo mal.

El problema es que esa tremenda barriga no me dejaba ni siquiera acercarme al escritorio y al teclado. Por eso, el noveno mes tuve que dejar de prestar soporte en Unancor y dedicarme a escribir alguna redacción esporádica. Nada más.

¡Yuju! Vacaciones.

Eso estarás pensando. Esta tía se está quejando de vivir un mes sin trabajar, pero se te está olvidando que esta tía es adicta al trabajo y que le encanta lo que hace.

Pero bueno, en mi mundo tranquilo fuera de horarios laborales y con mi ciática en pleno apogeo, se aproximaba la temida fecha de parto. Pasé de las 40 semanas y mi ginecóloga hablaba de un niño de 3,8 Kg.

Dado que el peso era tan alto, decidió ingresarme para inducirme el parto. Me habían contado cosas horribles sobre las inducciones, pero experimentarlas no está a la altura de esos comentarios. Es muchísimo peor de lo que te cuentan, al menos en mi caso.

Estuve 48 horas dilatando para finalmente verme en el quirófano con una cesárea espontánea (4,210 Kg de niño tuvieron la culpa)

Sin palabras.

El día siguiente de esa raja en la tripa quería morirme.

Pero bueno, vamos a dejar el drama a un lado.

Ahora tengo un hijo guapísimo con el que se me cae la baba, pero que para lo poco que hace todavía (dormir, comer, mear y ejem) necesita todo tu tiempo. Yo he cogido mis 6 semanas de baja y he cedido las otras 10 semanas de maternidad al padre, que no es autónomo y puede permitírselo mejor que yo.

Pero se acabaron las “vacaciones”.

Copywriting forever

Ahora, a partir del día 8 de abril vuelvo a la rutina habitual y vas a ver este blog mucho más actualizado y con trucos y experiencias que he podido poner en práctica todo este tiempo durante el cual no he trabajado de forma oficial.

Te doy una pista: estoy haciendo experimentos con proyectos TSA-commerce y con la plataforma tsa.plus que han lanzado esta misma semana mis jefes de Unancor. Pronto te lo contaré con todo lujo de detalles en un post especial.

También he adquirido experiencia en la redacción de notas de prensa y artículos para periódicos y muy pronto te daré algunos consejos para que tu también utilices los medios digitales como instrumentos para impulsar tu linkbuilding de forma eficiente y sin riesgo de penalizaciones.

Y sí, te debo un eBook Copywriting que tengo casi terminado y que sacaré en breve. No me he olvidado, tranquilo.

¿Moraleja de todo este rollo? Que he pasado unas semanas muy duras, que he echado de menos mi trabajo y que estoy de vuelta con más energías que nunca. ¡Prepárate Google!

¿Te animas a ver todo esto conmigo? Aquí te espero.

Si es la primera vez que pasas por aquí y no sabes qué es el copywriting y para qué te puede servir quizás te interese leer:

SEOCopywriting: la guía más completa en español

Vender por internet: 5 fórmulas Copywriting que funcionan

Economista cautivada por el Marketing Online. Presto servicios de Copywriting Web a diario y posiciono proyectos propios en mi tiempo libre. Me apasionan los animales y no puedo vivir sin aprender algo nuevo cada día.

8 thoughts on “A la mierda el Copywriting, ahora soy madre

  • ¡Enhorabuena Nuria!

    Jejeje. Me he echado unas risas con tu post. Me has recordado a mi embarazo. Ahora mi peque ya tiene 2 años y la cosa cambia, pero aún así nadie te quita esos primeros meses de adaptación en los que piensas: ¿Cómo no llegaba yo antes a hacer las cosas cuando ahora en la mitad de tiempo hago el doble?
    En fin… que de un día para otro nos entran los superpoderes y podemos con lo que nos echen y más. Te deseo todo lo mejor en tu nueva etapa que ya hay ganicas de leer contenido tuyo 😉 ¡Suerte!

    • ¡Hola Isabel!

      Muchas gracias por los ánimos jajaja. Ahora estoy en la fase cólicos del lactante, luego vendrán los dientes…al final somos unas campeonas creo que ya para toda la vida, así que hay que tomárselo con calma y disfrutar del renacuajo.

      Gracias de nuevo por tu comentario. En breve más 🙂

  • Es un placer y una suerte poder trabajar con gente como tu, y ya no solo por el trabajo bien hecho, sino también por la gran persona que eres.

    FELICIDADES MAMA!!!

    Muchas gracias Nuria

    • Hola Romu!

      Estuve dudando como 25 minutos si darle al botón de publicar o dejarlo en borradores de por vida, pero si tú has venido hasta aquí a escribirme eso que has escrito, ya ha merecido la pena (ohhhh qué bonito jajaja)

      Cuídate crack, y gracias por el comentario 🙂

  • Muchísimas felicidades, Nuria!!!!!!!

    Por cierto…a Oliver hay que reservarle ya un dominio y abrirle un canal de youtube, no???? jajajaja 😉
    Un besote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *